Vidas y Obras - Página principal
Historia de la Psiquiatría
KRAEPELIN, EMIL (1856-1926)

Kraepelin

Kraepelin nació el 15 de febrero de 1856 en Neustrelitz (Mecklemburgo), pero fue en Würzburg donde comenzó sus estudios de medicina. En 1876, en el curso de una estancia en Leipzig, donde asistió al laboratorio de psicología experimental de Wilhelm Wundt, decidió la orientación de su carrera. Dos años más tarde, presentó en Munich su tesis sobre el Lugar de la psicología en la psiquiatría, ante un tribunal presidido por Von Gudden, del que fue ayudante por cuatro años antes de regresar a Leipzig y al servicio de Flechsig.. Nombrado en 1886 profesor de psiquiatría de la Universidad de Dorpat (Estonia), dejó este puesto en 1890 a consecuencia, al parecer, de un incidente con el zar Alejandro III y llegó a Heildelberg, donde contó entre sus colaboradores a Gustav Aschaffenburg y al histopatólogo Aloïs Alzheimer, que lo seguiría a Munich. En efecto, fue en esta ciudad donde Kraepelin se encargó, en 1903, de la cátedra de psiquiatría y asumió la dirección de la nueva clínica universitaria, la Königlische Psychiatrische Klinik que, debido a su impulso, adquirió fama internacional. En la primavera de 1918, gracias a sus auspicios, se transformó en el Instituto Alemán de Investigaciones Psiquiátricas, cuya existencia, amenazada por la crisis económica de la posguerra, fue salvada gracias al apoyo financiero de la Fundación Rockefeller, algunos meses antes de la muerte de Kraepelin, el 7 de octubre de 1926.

Se ha descripto a Kraepelin como persona reservada, meticulosa, respetuosa del orden y de la autoridad, gran admirador de Bismarck. El gusto por la clasificación del que dio testimonio su obra psiquiátrica lo volvemos a encontrar en su pasión por la botánica. Cada año, organizaba con sus ayudantes una excursión a pie por los alrededores de Munich, familiarmente bautizada con el mote de "la marcha catatónica" por sus participantes. Aficionado a la música y la literatura, fue autor de poemas que se publicaron después de su muerte.

Kraepelin se formó en la escuela organicista y neuropatológica alemana del siglo XIX cuyo espíritu formalista correspondía a su carácter lógico y riguroso. Lo esencial de su obra se halla contenido en las ocho ediciones del Tratado de psiquiatría que fueron apareciendo de 1883 a 1915 y en el cual, separándose de los criterios esencialmente sintomáticos de sus predecesores, propuso clasificaciones sucesivas y sin cesar completadas de las enfermedades mentales, fundadas en las nociones de evolución y de estado terminal.

A Kraepelin debemos el concepto de demencia precoz, al que confirió unidad y extensión particulares al agrupar tres tipos clínicos principales, la catatonia, aislada entre 1863 y 1874 por Kahlbaum; la hebefrenia, descrita por Hecker en 1871, y una forma delirante, a la que calificó de paranoide. Esta entidad nueva, muy claramente definida desde la sexta edición del Tratado (1899), tuvo rápidamente amplísimo éxito en el mundo psiquiátrico y preparó el camino para la esquizofrenia de Bleuler. La noción de delirio paranoide lo condujo, así pues, a limitar definitivamente el vasto concepto de paranoia a un sistema delirante restringida "durable e imposible de romper, que se instaura con conservación completa de la claridad y el orden en el pensamiento, en la voluntad y la acción".

Fue también él quien dio carta de ciudadanía a la psicosis maniaco-depresiva hasta entonces fragmentada en cierto número de formas clínicas independientes, pero en ningún momento se preocupó por las hipótesis psicopatológicas y se contentó con consideraciones descriptivas y clasificatorias, pensando que estas afecciones eran psicosis de causa "endógena", cuyo origen debía buscarse en la organización interna predisponente de la personalidad.

Hay quien ha querido enfrentar a Kraepelin con Freud: más que opuesta, sin embargo, la aportación de estos dos hombres, nacidos el mismo año y cuyo genio fue tan diferente, se manifiesta complementaria: Freud es la escucha del mundo interior de la neurosis; Kraepelin es la mirada clasificatoria llevada sobre la psicosis. Freud representaba el advenimiento de la psiquiatría dinámica del siglo XX, en tanto que Kraepelin realizó la indispensable síntesis de los análisis semiológicos del siglo XIX y nos dejó un sistema de referencia nosográfica homogéneo, rápidamente adoptado por el conjunto de las escuelas psiquiátricas occidentales y aún utilizado ampliamente.

Algunos enlaces relativos a Kraepelin

International Kraepelin Society

Bibliographie Emil Kraepelin

Emil Kraepelin (1856 - 1926)

El tratado de Psiquiatría de Kraepelin
La locura maníaco-depresiva (1913)
Emil Kraepelin y la locura maníaco-depresiva