Volver a la página principal

Laura Perls
(1905 - 1990)

Co-fundador de la Terapia Gestalt
Carmen Vázquez Bandín

Laura Perls, cuyo nombre original era Lore Posner nació en Pforzheim (Alemania), estudió psicología en la universidad de Frankfurt am Main y recibió su doctorado en Ciencias. Entre sus profesores tuvo a A. Gelb, Kurt Goldstein, Max Wertheimer y a los filósofos Paul Tillich y Martin Buber.

Conoció a Fritz Perls cuando ambos trabajaban en el Instituto Psicológico de Frankfurt, donde estaban de asistentes de Goldstein. Después de completar su formación como psicoanalista, empezó su análisis didáctico con Frida From-Reichman y más tarde con Karl Landauer. Posteriormente empezó a ejercer como psicoanalista en su propia consulta en Berlin, haciendo supervisión con Otto Fenichel. Pero su vida fue interrumpida por la subida del nazismo y, en 1933, ya casada con Fritz Perls, huyen primero a Amsterdam y más tarde a Sudáfrica.

En Sudáfrica, tanto ella como su marido trabajan como psicoanalistas y mantienen una buena relación de amistad con Smuts y otros intelectuales sudafricanos. Es aquí cuando se empieza a fraguar la Terapia Gestalt, llamada en este momento Terapia de la Concentración, como una crítica al psicoanálisis y se publica el primer libro: Yo, Hambre y Agresión, firmado sólo por Fritz pero pensado, teorizado y escrito por los dos. En el prólogo de la primera edición, Fritz concedió a Laura algunos créditos por "comentarios" y "aportes" que en realidad fueron su principal herramienta para organizar su teoría. También reconoció que Laura había escrito algunos capítulos.

Cuando Perls decide emigrar a los Estados Unidos, Laura se queda en Sudáfrica con los dos hijos de ambos, Renate y Stephen. Pero en 1947, ella y sus hijos fueron a reunirse con Fritz, empezando a trabajar entre los psicoterapeutas refugiados en Manhattan. Perls inmediatamente, cedió a su mujer sus pacientes más pobres.

Laura Perls siempre había sido una mujer independiente. Tras diecisiete años de matrimonio con un hombre que era "una mezcla de profeta y atorrante" , había aprendido a cuidarse sola. Ninguno de los Perls había sufrido mucho con la larga separación, él tenía su vida y ella la suya. "Vivíamos en mundos paralelos –decía Fritz- con relativamente pocas experiencias límite de peleas violentas y de amor". Ella nunca lo contradijo.

Fritz fue quien tuvo las intuiciones básicas de la "nueva terapia", a menudo como reacciones hostiles contra sus maestros. El principal aporte de Laura consistió en sentar las bases domésticas y culturales. Aunque no pertenecía a la profesión médica, era mucho más culta que Fritz. Aparte de aprender psicología y psicoanálisis, había estudiados los clásicos en un Gymnasium y filosofía moderna (Husserl y Heidegger). Leía griego y latín, sabía literatura y música, era bailarina y madre.

Fritz y Laura Perls llegaron a muchas de las mismas ideas por diferentes caminos. Fritz sacó su énfasis de la armadura corporal de su trabajo con Reich; Laura extrajo el suyo de los enfoques del movimiento y la danza moderna de Dalcroze y Loheland. Fritz formuló el concepto de las "resistencias orales" como una crítica al punto de vista freudiano tradicional, mientras que Laura comprendió el succionar, morder y masticar tras amamantar y destetar a sus propios hijos. En esa época, Fritz todavía usaba el diván analítico, sentándose como Freud fuera de la vista del paciente; Laura trabajaba cara a cara, y si quería que alguien se tendiera, señalaba el suelo, "porque era un mejor apoyo y podíamos hacer experimentos de coordinación y de alineación".

Después de la publicación de Terapia Gestalt: Excitación y Crecimiento de la Personalidad Humana, en 1951, firmado por Perls, Goodman (y un eventual colaborador, llamado Ralph Hefferline) pero en el que Laura había contribuído junto con otros cinco "habituales" a las charlas y discusiones en la calle West 96th, residencia de los Perls, la Terapia Gestalt, como tal, hace su aparición. Entonces Fritz empieza a realizar viajes "demostrativos" hasta que por motivos más personales que profesionales, se traslada a la Costa Oeste y dedicado a las "demostraciones" se convierte en gurú del movimiento hippy; Laura, junto con Paul Goodman, Isadore From y otros, mantenía en funcionamiento el que empezó a ser el primer Instituto de Terapia Gestalt, la casa de los Perls en Nueva York. Un sitio con un toque de la vieja Europa.

El Instituto de Terapia Gestalt de Nueva York se volvió un paraíso para los filósofos, psicólogos y otros inadaptados al pensamiento conformista de la América de los 50.

Laura Perls siguió dirigiendo las actividades y la formación detallada que se impartía en el Instituto hasta mediados de los años 80. Lamentablemente, nunca escribió ningún libro, sólo unos pocos artículos y tampoco concedió ninguna entrevista.

En los últimos años, anteriores a su muerte, empezó a viajar de nuevo a su ciudad natal en Alemania, en donde murió en 1990.

Nunca fue una mujer que buscara la fama y disfrutaba con lo que hacía. Con ella, el mundo de la Terapia Gestalt perdió una de sus entusiastas más coherentes cuyos pilares terapéuticos eran el " compromiso", el "apoyo" y el "dar-y-recibir".

Escrito por Carmen Vázquez Bandín

Bibliografía en español:

PERLS, Laura: Viviendo en los límites, Ed. Promolibro, Valencia, 1986.

ROSENFELD, Edward: Una historia oral de la Terapia Gestalt: una entrevista a Laura Perls. Documentos del Centro de Terapia y Psicología, Madrid, 1998.

Volver a la página principal de biografías

PsicoMundo - La red psi en Internet