Colabore con PsicoMundo, y obtenga sus contraseñas de acceso universal a todas las areas de PsicoMundo (revistas, seminarios, etc.)
Somera presentación de algunos aspectos
de la Obra de S. Ferenczi

El primer dato de interés que aparece en una aproximación a la obra de Ferenczi, corresponde al año en que se publican sus obras completas: 1968. Ya habían transcurrido más de treinta años desde su muerte, lapso durante el cual sus ideas tuvieron una relativa difusión entre los círculos psicoanalíticos de mayor importancia.
En esta llamativa demora convergen razones que se remontan en el tiempo hasta la década del 20, época en que Ferenczi se aboca al desarrollo de innovaciones en la técnica psicoanalítica. Las proposiciones de Ferenczi aparejarían con el tiempo cada vez mayores desacuerdos con Freud hasta llegar a 1932, fecha en la que la ruptura entre ambos se tornó explícita.

Es que lenfant terrible del psicoanálisis, tal era el apodo que recibió Ferenczi entre sus colegas, manifestaría sobre todo en los últimos años de su vida una autonomía de criterios que era inadmisible, empezando por el mismo Freud, en una época en que la consolidación del movimiento requería el acuerdo incondicional de sus miembros respecto de los puntos centrales de la teoría, más que la incorporación de ideas nuevas.

En nuestros días, una lectura de la obra de Ferenczi, particularmente de los escritos que corresponden al mencionado período, resulta poseer una sorprendente vigencia en cuanto a la descripción, etiología y consideraciones técnicas acerca de ciertas formas de padecimiento mental cada vez más frecuentes en la actualidad.

Con el fin de respetar el espíritu de su obra, en la que teoría y técnica no son términos separados sino dos formas de abordar una misma cuestión, la práctica psicoanalítica, prescindiremos de una clasificación de sus conceptos principales en tanto teóricos o técnicos. Presentaremos, en cambio, una selección de aquellos temas a los cuales dedicó mayor atención, con la intención de transmitir lo mejor posible la esencia misma de su pensamiento, teniendo en cuenta que siempre, pero en pocos casos tanto como en éste, la tarea de acotar a unas pocas palabras la obra de un autor acarrea un inevitable recorte en cuanto, por ejemplo, a la imposibilidad de reflejar plenamente la riqueza de sus pensamientos y las derivaciones de sus aportes al psicoanálisis.

Temas